gato

La aguja

  «Miso» acude a nosotros de urgencia porque se ha tragado una aguja, según nos cuentan sus dueños. Cuando vamos a explorarlo, no se deja manipular e intenta atacarnos, seguramente por el dolor que en esos momentos padece. Decidimos sedarlo… leer más
Facebook