Casos y artículos

Desaparición de tumor con terapias naturales

 

Exponemos este caso como ejemplo de lo que algunas veces consigue la medicina natural:

Kira es una bóxer de 7 años a la que su dueña llevó al veterinario por molestias al masticar. Sin observar mejoría con los tratamientos, comenzó a crecer una masa en su mandíbula. Entonces se le realizó un TAC , que reveló la peor de las noticias: tenía un tumor. Los veterinarios le explicaron que era inoperable por la zona en la que estaba, y que no había nada que hacer. Recomendaron su eutanasia.

Decidió entonces acudir a nosotros, para ver si podíamos ayudar a Kira. Propusimos tomar una biopsia del tumor y analizarla, para ver a qué tipo de cáncer nos enfrentábamos, y así se hizo.

El resultado de patología fue también una mala noticia: Tumor maligno. Sarcoma.

Explicamos a la dueña la gravedad de la situación. Tanto porque estaba en una zona inoperable como porque se trataba de un cáncer maligno con un pronóstico de vida corto. A continuación le explicamos algo que siempre nos gusta dejar claro. No podemos curar algunos tipos de cáncer. Y quien diga lo contrario miente. No se puede. Una vez quedó este punto claro, le propusimos no quedarnos de brazos cruzados e intentar ayudar a Kira con medicina natural. Comenzamos nuestro protocolo con terapias naturales, sin efectos secundarios, que usamos para ayudar a estos animales que tienen cáncer. Para este caso, usamos cannabis medicinal y medicina biorreguladora. Durante varias semanas  Kira recorría 60 km en coche para sus tratamientos.

Nuestra sorpresa fue cuando a las pocas semanas el tumor se hizo más pequeño. Además Kira se encontraba mejor. Al cabo de 3 meses, el tumor había desaparecido por completo.

Cuando escribo estas líneas han pasado ya 6 meses desde que acudió a nosotros. La seguimos viendo dos veces por mes, y Kira se encuentra perfectamente. Es una perra sana y feliz. No hay tumor. Ni rastro de él

Este caso demuestra el poder que puede llegar a tener la medicina natural. Además no se trataba de un tumor cualquiera, sino un sarcoma maligno que infiltraba áreas de la cabeza inoperables.

Como ya hemos explicado, muchísimas veces no obtenemos ningún resultado en casos de cáncer. Pero algunas veces ocurren maravillas como esta. Da que pensar. ¿No?

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 



Etiquetas: , ,

Facebook